Galaxy 11: el ganador se queda con el planeta Tierra