Los españoles prefieren seguir el fútbol en redes sociales