#sochi2014, los Juegos de la polémica